ARAÑA DE RINCÓN - GUÍA DE PREVENCIÓN

ARAÑA DE RINCÓN - GUÍA DE PREVENCIÓN - PLAGASUR® | Porque es tu casa y NO la de ellos! | Sanitización · Desratización · Desinsectación · Control de palomas y murciélagos · Valdivia - Puerto Montt - Puerto Varas - Osorno - Castro

Algunos insectos pueden causar lesiones graves, incluso la muerte, si no se actúa rápidamente. La mordedura de araña de rincón es una de ellas.

La araña de rincón o Loxosceles laeta, es la más tóxica y peligrosa en Chile y se encuentra desde la 1ª a la 8ª Región. Mide de uno a tres centímetros de largo (incluyendo las patas) y es de color café parduzco.

Arranca de la luz del día o artificial por lo que busca refugio en cualquier lugar, no sólo en los rincones. Puede esconderse en ropa colgada en la pared, detrás de cuadros, muebles, etc.

Es tímida y solitaria. Desarrolla su actividad principalmente de noche y no es agresiva. Generalmente la mordedura a una persona se produce accidentalmente cuando la araña es presionada contra la piel de la víctima.

El veneno de esta araña es dermonecrótico y hemolítico, es decir, destruye la piel y los glóbulos rojos.

Síntomas de una mordedura

Los síntomas producidos por la mordedura de araña de rincón se denominan loxoscelismo y puede adoptar dos formas: cutáneo o visceral.

La mordedura puede ser francamente dolorosa (75% de los casos) o pasar inadvertida, pero en el transcurso de las horas (2 a 18) comienzan a aparecer los síntomas, especialmente el dolor.

En el loxsocelismo cutáneo la lesión se inicia con enrojecimiento de la piel (eritema) e inflamación (edema) que progresa a un halo vasoconstrictivo azul-grisáceo extendido alrededor del sitio de la mordedura. Por lo general, el centro de la lesión está por debajo de la superficie de la piel y presenta un color violáceo, constituyendo una placa de contornos irregulares llamada placa livedoide.

La lesión dependerá de la talla del paciente, el tamaño de la araña y la cantidad de veneno. Puede evolucionar a necrosis antes de tres a cuatro días y formar la escara antes de cuatro a siete días. La ulceración cura lentamente en cuatro a seis semanas, aunque ocasionalmente puede demorar hasta cuatro meses.

La herida, según su extensión y profundidad, puede requerir de cirugía reconstructiva (injertos). Se ha visto que las lesiones más severas son en áreas de tejido graso, como muslos y glúteos.

Sólo una parte de los pacientes que sufre mordedura de araña de rincón desarrolla un loxocelismo visceral (10%). Éste no se correlaciona con la severidad de la lesión cutánea y se inicia de manera similar, pero alrededor de 12 a 24 horas después de la mordedura, comienzan síntomas como fiebre alta, palpitaciones, náuseas, vómitos, dolores articulares y musculares, anemia, ictericia (coloración amarilla de la piel) y hematuria (sangre en la orina), derivado de la destrucción de glóbulos rojos generada por la toxina.

Es muy importante controlar cualquier tipo de loxoscelismo durante las primeras 24 a 48 horas y estar atentos a la aparición de manifestaciones del cuadro visceral.

Primeros auxilios

Poner hielo en la zona afectada en forma intermitente y según la tolerancia (no más de 15 minutos cada hora). El hielo ayuda a inactivar el veneno de la araña, que es más activo a altas temperaturas.

Si hay sospecha de mordedura por araña de rincón, acudir al servicio de urgencia.También si la víctima presenta los siguientes síntomas:

  • Lesión violácea en piel, de rápida progresión o dolorosa
  • Fiebre, náuseas, vómitos
  • Dolor muscular
  • Palidez o ictericia
  • Cambios de coloración en la orina

Es imporante, en lo posible, observar las características de la araña e idealmente tratar de capturarla y llevarla al servicio de urgencia.

Prevención

  • Mantener una buena limpieza en todas las habitaciones del hogar; detrás y debajo de los muebles, en rincones, parte posterior de los cuadros, detrás del lavaplatos y artefactos de baño.
  • Aspirar prolijamente en forma periódica.
  • Separar las camas de las paredes para evitar que las arañas bajen por ellas.
  • No colgar ropa ni toallas en muros o puertas; siempre sacudirlas antes de usarlas.
  • Revisar las sábanas y los rincones antes de acostarse.

 

FUENTE: CLÍNICA LAS CONDES

¿TIENES PROBLEMAS PARA CONTROLAR UNA PLAGA?

Protégete con PLAGASUR !